Un acierto desacertado


Johannes Kepler fue un notable astrónomo alemán nacido en 1571.  Este hombre fue una pieza clave en la revolución científica y un fantástico estudioso de las leyes sobre el movimiento de los planetas alrededor del Sol. Además era un magnífico matemático y por esa razón acertó con uno de sus más grandes desaciertos, si vale la paradoja.

J. Kepler

J. Kepler

descarga (7)

Pues bien. A principios del Siglo XVII, Kepler afirmaba que el planeta Marte debía tener obligatoriamente dos satélites, los cuales aún nadie había visto y no se tenía noción de su existencia. La verdad sea dicha, es que la pegó de carambola, ya que se basó en una pura deducción de armonía matemática. El decía que si la Tierra tenía un solo satélite y Júpiter tenía cuatro, por consiguiente el planeta que estaba al medio debería tener proporcionalmente dos, por una razón de estricto equilibrio. El doble de uno es dos y el doble de dos es cuatro. Fue un acierto rotundo y fortuito, basado en un error astronómico, ya que hasta ese entonces a Júpiter se le conocían solo cuatro lunas, que eran las que había avistado Galileo, cuando la realidad indica que este planeta tiene más de sesenta identificados a la actualidad.

Johannes Kepler falleció en noviembre de 1630, convencido de sus afirmaciones, las cuales obviamente estaban acertadas, pero eso recién pudo probarse 247 años más tarde, en 1877, cuando el astrónomo Asaph Hall descubre los únicos dos sátelites marcianos, bautizándolos con el nombre de los dos hijos del Dios Marte en la mitología griega: al más grande Phobos (miedo) y al más chico Deimos (terror).

Pese a tan grueso error de cálculo y al mismo tiempo tan increíble acierto basado en su propio concepto, nadie puede negar que Johannes Kepler fue el mejor astrónomo de su época. 

 

marte 1

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *