Un Griego Genial


En el colegio nos enseñaron que Cristobal Colón se dio cuenta que la Tierra era redonda observando cómo los barcos se perdían en el horizonte.

Nada más lejos de la verdad. Colón sabía perfectamente, al igual que todos los hombres de su época, que el planeta era una esfera.images (5)

Ya los sabios de la antigua Grecia no compartían la idea de sus antepasados de que la Tierra era un disco sostenido por cuatro elefantes subidos al caparazón de una enorme tortuga. Más bien creían que el planeta era esférico, una idea postulada 500 años antes del nacimiento de Cristo por los seguidores de Pitágoras, un gran pensador que consideraba que la esfera era un cuerpo perfecto por su forma y que nuestro mundo merecía ser esférico.

Al astrónomo griego Eratóstenes se le atribuye el haber medido por primera vez la circunferencia terrestre en el año 230 a.C.  ¿Cómo lo hizo?. Sencillamente razonó que si el planeta era una esfera, entonces la línea que une dos puntos cualesquiera es un arco. Si lograba medir la longitud de éste como una proporción de 360 grados, o sea un círculo completo, obtendría una medida a partir de la cual podría calcular la circunferencia total.

Ya se sabía que al mediodía del solsticio de verano el sol caía a plomo sobre Siene, en Egipto. Esto es lo que hoy es Assuan. Eso se conocía porque allí había un pozo bastante profundo cuyo fondo se iluminaba completamente ese dia. Así que en esa misma fecha Eratostenes clavó una estaca en Alejandría y esperó al mediodía, justo en el momento en que no hacía sombra. Así determinó que el angulo del sol a partir de la vertical sobre esa ciudad, a muchos kilómetros de Siene, medía un cincuenteavo de círculo, es decir 7,2 grados en medidas modernas.eratostenes

Lo que le faltaba a Eratóstenes era medir la distancia exacta entre Siene y Alejandría, en línea recta. Eso no era fácil, pero se las ingenió.  Un modo era calcularlo en base al tiempo de viaje de los camellos, los cuales cargados podían caminar a razón de 100 estadios por día. Como un estadio son 185 metros y el tiempo de las caravanas entre una ciudad y otra era de 50 días, Eratóstenes calculó en 5000 estadios, o sea 925 kmts la distancia entre Siene y Alejandría. Con un simple cálculo matemático, la circunferencia terrestre sería entonces de 250.000 estadios, unos 46.250 kilóemtros en medidas modernas.

El cálculo geométrico de Eratóstenes es perfecto y muy aceptable pero la técnica de medir las distancias fue muy rudimentario ya que las caravanas de camellos no siempre van al mismo paso, y una diferencia menor en apenas un estadio, es muy significante en casi mil kilómetros que había entre ciudad y ciudad. La distancia real es de 847 kilómetros, es decir 78 menos que lo que el griego estimó, lo cual le repercutió en poco menos de un 15% con respecto a las mediciones modernas.

Si hubiera conocido la distancia exacta, su cálculo habría sido de casi 230.000 estadios, unos 42.550 kmts, con un margen de error de solo 6 %.

Hoy dia sabemos que nuestro planeta es aplanado en los polos y que la circunferencia en el ecuador es aproximadamente de 40.075 kmts.  Lo de Eratóstenes, un griego que vivió hace más de 22 siglos, puede considerarse como una obra maestra de la ciencia, ya que con apenas una estaca, una sombra en el suelo, un par de camellos y mucha apertura mental, logró establecer las medidas casi perfectas de un planeta del cual se desconocía casi todo.

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *