Un Inventor Olvidado


John Vincent Atanasoff

John Vincent Atanasoff

Hoy en día son muy pocas las personas en el mundo que no tienen, no conocen o no han trabajado alguna vez con una computadora.

Sin embargo casi nadie de nosotros ha oido hablar alguna vez del Doctor John Vincent Atanasoff, un profesor americano de origen búlgaro.  Y eso es una injusticia, ya que pese a todos los que lo siguieron con mayor prensa y marketing, es el hombre que ha cambiado nuestras vidas.

En efecto, un dictamen que emitió en 1973 un tribunal de EEUU, a él le corresponde el honor de haber sido el inventor de la computadora digital electrónica, el acontecimiento tecnológico más importante de la era contemporánea.

La invención de la primera computadora suele atribuirse a los decodificadores británicos que trabajaban durante la Segunda Guerra Mundial en Bletchley Park, Buckinghampshire, y que en 1943 crearon la máquina Colossus, o al grupo de John Mauchly y Presper Eckert, de la Universidad de Pensilvania, inventores de la computadora ENIAC entre 1942 y 1945.

La verdad de la historia, pocas veces contada, es que el Doctor Atanasoff, profesor de Física de la Universidad Estatal de Iowa, se les adelantó en bastante tiempo. Atanasoff trabajaba en cálculos matemáticos relacionados con la mecánica cuántica y para ahorrar años de pesados cálculos matemáticos, decidió crear un dispositivo electrónico que sumara rapidamente.  Curiosamente, el invento se le ocurrió en una taberna, donde anotó en una servilleta los principios básicos del aparato.  En 1942, ya había producido una máquina que funcionaba con muchos elementos propios de las computadoras de hoy en día, incluída la lógica binaria en la que todos los números se reducen a un código de unos y ceros. También utilizaba la memoria electrónica, pero esta labor de Atanasoff quedó en el olvido mientras se desarrollaba la Segunda Guerra Mundial.

Computadora inicial

Computadora inicial

Atanasoff sostiene el tambor de memoria de la computadora de 1942

Atanasoff sostiene el tambor de memoria de la computadora de 1942

En el año 1971, el Doctor Atanasoff volvió a las primeras planas de los diarios, cuando llamó la atención pública en un juicio sobre inventos y patentes. Durante seis largos años estuvo litigando, hasta que un jurado de Estados Unidos determinó que efectivamente la computadora ENIAC, se había basado en los trabajos pioneros de Atanasoff y por lo tanto este hombre desconocido hasta entonces, era el padre de la computación moderna.  Después de más de 35 años de demora, recibió los honores que merecía, aunque su primaria máquina solo podía almacenar el 10 % de la información que hoy puede procesar la más pequeña de las calculadoras de bolsillo. Esto, obviamente, no le quita mérito alguno, ya que la historia se escribe siempre, dando un primer paso.

 

Homenaje a Atanasoff en Sofía, Bulgaria.

Homenaje a Atanasoff en Sofía, Bulgaria.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *