El Martillo mezozoico


En el año 1844, David Brewster encontró en Kingoodie Quarry, una región de Escocia, algo inusual.  Se trataba de un martillo, pero lo extraño de esto es que estaba incrustado en un bloque de roca de arenisca roja de la era Mezozoica, es decir, con una antigüedad de entre 360 y 400 millones de años.

Si esta datación fuese correcta, esta herramienta perdida en el interior de una piedra, estaría situada muchos millones de años antes de la aparición del hombre sobre el planeta. Por esa razón se considera este hallazgo como fuera del tiempo real.  La madera el mango está petrificada y la parte interior, más porosa, está carbonizada mientras que  la cabeza de hierro del martillo se funde con la piedra que lo cobija.  La petrificación es un hecho natural, y es la consecuencia de un proceso geológico normal por el cual la madera muy antigua termina convirtiéndose en piedra. Pero para que esto ocurra deben pasar unos 140 millones de años y este es justamente un dato que desorienta sobre el origen de esta herramienta.

hamm images (8) martilloPero eso no es todo.  Otro punto en el que los científicos no obtienen respuestas es la falta de oxidación en la cabeza del martillo, algo que se opone a la lógica natural. Durante muchos años nadie investigó este elemento que estuvo perdido en una vitrina de un museo Somerwell de Texas, hasta que en 1985 se lo comenzó a tomar con más seriedad, pero nadie ha respondido aún quien pudo haber fabricado este artefacto, ya que los primeros ancestros que utilizaron herramientas sobre este mundo, están muy pero muy lejos del período en que el martillo fue creado por alguien a quien desconocemos.

Un interesante misterio que está lejos de ser develado…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *