Aron Ralston


images (16)Aron Ralston es el nombre de un joven alpinista que en mayo de 2003, exploraba el cañón Blue John en las montañas de Utah. En aquel entonces tenía tan solo 27 años y había escalado solo, sin imaginar la aventura que iba a vivir.

En un mal movimiento, una roca se desprendió y cayó pesadamente sobre su antebrazo derecho, aplastándolo de tal manera que le impedía cualquier movimiento.  Lo que en un principio parecía un accidente de fácil resolución se convirtió en una pesadilla desesperante.

Aron quedó atrapado y no hubo manera de zafar de esa incómoda situación, ya que la mole de granito era enorme y de un peso extraordinario. Pasaban las horas y el muchacho entró en desesperación sin la más mínima posibilidad de pedir auxilio. Durante cinco interminables días estuvo literalmente preso de la piedra, perdiendo las fuerzas poco a poco y sabiendo que de seguir en esa situación su muerte era inevitable. Pensó en eso muchas veces, a tal punto que con su mano izquierda grabó su nombre, su fecha de nacimiento y el día del accidente en la roca que lo mantenía cautivo, al solo efecto de indicar algunos datos a quien pudiera encontrarlo en el futuro.

Cuando se le acabó el agua comenzó a beber su propia orina y con su pequeña cámara portátil grabó un video de despedida para su familia. Finalmente, prácticamente deshidratado y algo confuso Ralston tomó una decisión extrema: golpeó con una piedra su brazo atrapado hasta quebrar sus huesos y con su navaja multiusos cortó la carne y los músculos. Soportando el dolor, cortó los tendones y desgajó su brazo, amputándolo por completo.

A punto del desmayo, realizó como pudo un torniquete y comenzó rápido el descenso del cañón buscando ayuda desesperadamente. La suerte quiso que un helicóptero del servicio de rescate de Utah que sobrevolaba la zona buscándolo, lo avistara y lo trasladara hasta el Hospital de Colorado donde permaneció varios días internado.  Aron Ralston salvó su vida tomando una decisión durisima. Después que los vigilantes del parque rescataran su brazo, este fue cremado. El mismo Aron regresó al lugar del accidente y allí mismo enterró sus cenizas.

Un libro escrito por él recrea la historia y una película dirigida por el director Danny Boyle, llevó la experiencia a la pantalla grande.

ralston1 aron_ralston_5_201x201

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *