Varones Embarazados


images (11)La anestesia moderna ha sido un enorme avance para la supresión del dolor, sin embargo mucho antes de este descubrimiento, en Escocia, las parturientas de la zona de Dumfries, cerca del fiordo de Solway sobre la desembocadura del rio Nith, tenían la posibilidad de vivir un parto totalmente indoloro.

En efecto, y siempre de acuerdo a un relato del año 1772, las parteras de esta localidad tenían la facultad de suprimir el dolor de la madre, mediante un proceso bastante raro. Simplemente le transmitían al marido los dolores del parto. Hasta el día de hoy no se sabe cómo lo conseguían, pero los niños llegaban al mundo en forma suave y sin molestar a la madre que solo debía ocuparse de amamantarlos. Mientras tanto, el pobre esposo gritaba como poseído con dolores insoportables y en forma aparentemente sobrenatural.

Esto que parece muy extraño, no es un fenómeno que se limite a Escocia, ya que con varios nombres distintos, ocurre de diversas maneras en muchas partes del mundo. En Francia esto es conocido con el nombre de “couvade”, que significa empollar o incubar. Y en varias tribus africanas, el hombre guarda cama durante todo el embarazo mientras la mujer sigue con sus tareas habituales hasta unas pocas horas antes del alumbramiento. Según sus creencias todo se debe a que el hombre tiene mayor resistencia física y más inteligencia para soportar el dolor, lo que lo hace más apto para defender al niño que está por nacer. El hombre enfrenta a los malos espíritus y por eso le toca la parte de cumplir desde la cama con esta labor.


images (9) images (8)

En ciertas isalas del Pacífico la familia separa a los cónyuges durante el parto y varios días más, ya que en ese tiempo el hombre evita consumir determinados alimentos y no hace ninguna de las tareas que son propias del varón.

En la Europa medieval, cuando la mujer estaba por dar a luz, se vestía con la ropa de su esposo con la idea de transferirle sus dolores, pero en el norte de Inglaterra el fenómeno tenía otra intención. En efecto, los aldeanos esperaban el inicio del trabajo de parto de la madre soltera y mientras tanto salían a recorrer la aldea en busca de algún varón enfermo en cama. No dudaban en señalar al pobre caballero como… el padre ilegítimo de la parturienta!!   ¡Que problema no?

images (12) images (10) aka

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *